Albert Ventura

El restaurante Coure abrió sus puertas en el año 2005 con una propuesta gastronómica de autor, muy creativa, que estuvo a punto de galardonarlo con una estrella Michelin en el 2008. A pesar de no conseguirlo, el responsable del restaurante recibe a diario el aplauso de su público, cosa que ya es todo un premio.

Para un primer contacto con la cocina de Coure, se recomienda optar por el menú degustación, que recoge una muestra de platos de la carta y, por lo tanto, permite hacernos una idea global de la tendencia culinaria que se profesa en este templo de creatividad. Las propuestas son osadas, desbordan imaginación y se sirven bien maridadas con vinos que sabiamente el sumiller nos aconsejará.

La decoración del restaurante se presenta sobria y elegante y viene aderezada con una iluminación bien estructurada y poco ornamento. El conjunto de elementos construye un entorno apropiado para las comidas de negocios y también para los encuentros íntimos.

Coure es una de las jóvenes promesas de la gastronomía de nuestro país, de modo que conocerlo es ya imprescindible.